Información

© Todos los derechos reservados. Bitácora personal de delirios en multimedios.

En podcasts he contado como una mujer me echó de su casa a mitad de la noche cuando estábamos a punto de tener sexo cuando le dije que teníamos que usar condón –me dijo “cochino de mierda” por eso, aún estoy plop–. También conté cuando llevé en mi auto a un barrio peligroso, de noche, a un conocido que tenía arresto domiciliario –infringiendo toda ley– a conseguirse plata, mientras yo lo esperaba al volante; todo bien hasta que aparece una patrulla de Carabineros y se mete al auto a esconderse –onda así de la nada– una mujer desconocida, que minutos después me estaba pidiendo dos mil pesos prestados a cambio “de un servicio”. También conté como a los 16 años escapé de mi casa al sur, a Temuco, totalmente solo, enamorado de una compañera de colegio, buscándola en pleno verano, decidido a confesarle todo mi amor oculto durante años… para ser basureado en mi cara, como buen adolescente lúser que fui a esa edad. Y hubo cosas que no alcancé a contar, como cuando llegué a un motel sin efectivo y no aceptaban tarjetas, y para no perder la única cabaña que les quedaba me dieron una opción, por el citófono me dicen: “pero deje a la señorita en prenda, mientras va a un cajero y vuelve..” ¡Aún me cago de la risa a carcajadas! Claro que esa historia ocurrió pasado mis 30 años, porque lo que respecta hasta los 23 son un cúmulo de historias patéticas de las que ahora no me queda más que reírme, una triste historia que comenzó con un niño al que en primero básico le quitaban la plata que llevaba al colegio… sí, algo que en esa época no tenía nombre –bullying–, ya daría las primeras señales de este cabro que no atinaba nunca a despabilar… simplemente era así… era yo.

El autor, o sea yo, Mario Vilches Alcaíno.

En esta serie de capítulos, publicados sin serialidad, sin sentido y sin razón –bueno quizás sí tengan algo de todo aquello–, contaré en ficción, basado en mis propias experiencias todas aquellas historias que en el podcast de radio “Y a usted también” alguna vez hicieron parar la oreja a tanta gente, y obviamente aquellas que también quedaron fuera. ¿Qué tanto de ficción y qué tanto de realidad? No sabría decir, pero todo lo que conté en ese podcast… era cierto.

[Ir al capítulo 2]

Comentarios

9 comentarios

Post a comment

Trackbacks & Pingbacks

  1. Capítulo 7; Encañonado por parte baja | mariovilches.com
  2. Capítulo 4; El robo del libro de clases | mariovilches.com
  3. Capítulo 5; Cuando viajé 600 km buscando a una mujer que no me dio pelotas | mariovilches.com
  4. Capítulo 6; Cuando mandé mi carrera a la mierda por una mujer que me corneó | mariovilches.com
  5. Capítulo 3; Todo lo que es Playa | mariovilches.com
  6. Capítulo 2; La primera duele más | mariovilches.com
  7. Capítulo 4; El robo del libro de clases | mariovilches.com
  8. Capítulo 3; Todo lo que es Playa | mariovilches.com
  9. Memorabilia; Capítulo 2 | mariovilches.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s